Regresión de sueño con la llegada de un bebé

La llegada de un hermano trae muchos cambios para la familia, especialmente para los pequeños de la casa que ahora son hermanos mayores. Estos cambios pueden darse a nivel físico o a nivel mental/comportamental y es ahí donde están los retos para los papás.

Algunos de los cambios que pueden esperarse en los niños con la llegada de un hermano/a son: querer volver a usar pañal, tomar tetero o leche de mamá, incremento de pataletas para llamar la atención y/o querer dormir en el cuarto de los papás. El sueño también puede verse trastornado con la llegada de un nuevo bebé. Es normal que tu hij@ tenga más despertares, que se resista a dormir, que sus siestas sean más cortas o que no quiera hacerlas, y que tu hijo quiera que papá o mamá lo acompañen más tiempo a la hora de dormir.

Si esto sucede, aquí les dejo algunos tips que pueden implementar con sus hijos durante esta regresión de sueño.


Habla con tu hijo:

Una vez sepamos que viene un bebé en camino, es importante hablar con el hermano/a mayor y contarle con toda franqueza lo que va a suceder. Cuéntale que los bebés necesitan mucha atención y que eso no significa que no vas a tener tiempo para él/ella sino que vas a necesitar su ayuda y apoyo durante este tiempo. Explícale que vas a tener que atender a su hermano/a varias veces y que también dedicarás tiempo para él.


Explícale dónde y cómo va a dormir el bebé:

Si vas a compartir cuarto con el bebé y tu hijo duerme en su propio cuarto, explícale por qué tienes que dormir con su hermanito. Cuéntale que los bebés necesitan comer seguido, que se despiertan frecuentemente y que necesitas tenerlo cerca por un tiempo pero que pronto tendrá su propio espacio. Muéstrale dónde va a dormir (moisés) y si tienes fotos muéstrale que cuando él/ella era pequeño dormía ahí también.

Si aún haces colecho con tu hijo mayor y quieres cambiar esto, te aconsejo que hagas el proceso al menos 4 a 5 meses antes de la llegada del bebé, así no se sentirá desplazado por su hermano. Si por el contrario, haces colecho y aún quieres hacerlo, prepáralo y explícale que el bebé puede llorar y levantarse varias veces pero que no pasa nada que ahí estarás para atenderlo y que él puede volver a dormir.


Paciencia y acompañamiento:

Si tu niño duerme en cama grande y empieza a levantarse en la noche para ir al cuarto de mamá y papá, acompáñalo con amor a su cuarto y dile que todo estará bien que puede seguir durmiendo en su cama. Si lo hace varias veces, acompáñalo todas las veces necesarias y no dejes que se quede en tu cama porque será muy difícil que vuelva a dormir en su cuarto. Puede que sea un par de noches duras pero con persistencia lograrás que vuelva a dormir como antes.

Si tu hijo duerme en cuna y se levanta llorando, pidiendo por tu compañía, dásela y háblale con amor explicándole que es hora de volver a dormir. Acompáñalo hasta que se duerma para darle esa tranquilidad y con el tiempo aléjate cada vez más hasta que no necesite de tu compañía.


Si ves que tu hijo continua con los despertares y resistiéndose a dormir, busca espacios en los que puedas compartir sin el/la hermano/a. Un espacio tranquilo en donde dediques toda tu atención. Pueden ser 30 minutos al día, antes de dormir. Puedes por ejemplo involucrar a tu hijo preguntándole qué le gustaría hacer durante esta rutina. Algunas ideas son: contar historias, cantar, orar, agradecer por el día que tuvieron y/o contar lo que más les gustó del día.

Poco a poco tu hij@ mayor se irá adaptando y verá que también hay tiempo de calidad para él/ella.


Por último, si estás esperando bebé y tu hijo mayor aún no duerme bien, puedes ayudarle a mejorar sus rutinas de sueño y enseñarle a dormir de manera independiente. El momento ideal para hacer este proceso es al iniciar el embarazo ya que tu hij@ no asociará el cambio con la llegada del bebé y tanto mamá como papá tendrán más tiempo y energía para acompañar al hijo mayor durante el aprendizaje. Si quieres hacer este proceso de manera gentil y amorosa, no dudes en contactarme y con gusto te acompañaré y guiaré durante todo el camino.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo