¿Cómo saber si necesito una asesora de sueño?

Todos queremos dormir, es más, nuestro cuerpo lo necesita para funcionar. Pero cuando somos papás, el sueño queda a un lado y nuestra función primordial es estar al cuidado de nuestros hijos asi esto signifique estar despiertos cada 2 horas en la noche.

Y aunque los primeros meses son los más retadores porque los bebés necesitan alimentarse con frecuencia, poco a poco podemos empezar a dormir más horas hasta lograr dormir como antes.

Entonces ¿Cómo saber si necesito una asesora de sueño para que mi hijo duerma mejor?

Lo primero que tienes que saber es que si tu bebé tiene menos de 6 meses es normal que aún se despierte en la noche un par de veces a alimentarse.

Lo segundo que debes identificar es si tu hijo está durmiendo lo suficiente y si su sueño es de calidad. Además, es importante saber si la forma en que se duerme es adecuada para él y para toda la familia. Lo último es algo muy personal. Hay familias que pueden descansar con un niño en su cama asi se despierte varias veces en la noche a comer, como hay familias que necesitan su propio espacio de sueño y no quieren que el bebé dependa 100% de ellos para dormirse.

Si ves que tu hijo no puede dormirse solo, que se despierta llorando, que le hace falta sueño y que papá y mamá están agotados, es importante buscar ayuda.


¿Cómo escoger una asesora de sueño?


Antes de hacer cualquier proceso de sueño, es importante que investigues y que preguntes sobre los distintos métodos que existen para enseñarle a los niños a dormir. Una vez sepas en qué consisten, mira cuál es el adecuado para ti y tu familia.

Aquí les comparto los 3 tipos de métodos que existen para enseñarle a tu bebé a dormir.


MÉTODO 1: EXTINCIÓN


Consiste en hacer una rutina relajante de sueño, poner al bebé en su cuna despierto, despedirse y salir del cuarto hasta el otro día. Es un método en donde no hay ningún tipo de interacción de los padres con el niño. Si el bebé llora, hay que dejarlo llorar hasta que eventualmente se calme y aprenda que debe dormirse solo y sin ningún tipo de apoyo.

Es un método antiguo que funciona porque los papás no pueden intervenir y de alguna manera "confundir" al niño ofreciéndole un apoyo externo. Sin embargo, implica dejar al niño llorar por mucho tiempo y darle a entender que no papá y mamá no están disponibles.


MÉTODO 2: EXTINCTIÓN GRADUAL/INTERVALOS


Este es el método más conocido y utilizado por las asesoras de sueño. Fue creado por el doctor Richard Ferber y consiste en hacer una rutina de sueño relajante, poner al bebé en su cuna despierto, salir del cuarto e intervenir o entrar por intervalos que pueden variar de 5 , 10 o más minutos. Existen varios tipos de variaciones a este método y según la variación es que se determina el número de intervalos y el tiempo que se debe dejar al niño solo. También dependiendo de la variación que se use, se determina lo que se puede hacer al entrar al cuarto (ya sea arrullar, cargar, tocar, etc).


La dificultad con este método es que hay que ser muy muy persistente y consistente para que funcione. Si no se sigue un plan al pie de la letra puede que una noche se intervenga a los 5 minutos y otra a los 20 minutos, lo cual termina confundiendo al niño.


MÉTODO 3: PARENTAL FADING/ ELIMINACIÓN DE APOYOS EXTERNOS:


El último método es conocido como Parental Fading o Fading, y consiste en eliminar de manera gradual los apoyos externos que necesita el niño para dormirse con el fin de que aprenda a auto regularse y dormirse de manera independiente.

Como los otros métodos, se hace una rutina de sueño relajante, se pone al bebé despierto en la cuna y luego se queda papá o mamá ofreciéndole apoyo físico o emocional al niño hasta que se duerma. Este es el tipo de método que yo utilizo y que me gusta usar porque acompaña al niño durante todo el proceso. La idea de este proceso es que se hacen cambios graduales y poco a poco papá o mamá quitan los apoyos físicos al bebé pero siempre estando ahi para él. Su promesa es que van a estar disponibles para él hasta que se duerma. Así los niños aprenden en compañía y no sienten que los dejaron solos.


Ahora a escoger,


Después de informarse sobre los distintos métodos que existen, es importante escoger el método que más se adapte a tu familia y con el que todos se sientan tranquilos. Ya teniendo el método que quieren, es hora de buscar una asesora de sueño con quien te sientas cómodo y tranquilo. Busca alguien a quien le puedas contar con franqueza tus deseos, miedos y dudas, alguien con quien sientas confianza pues vas a tener contacto con esta persona durante un tiempo y vas a darle detalles de tu día a día.


Antes de comenzar, habla sobre tus expectativas con la asesora de sueño y sé claro sobre las cosas que te gustaría mantener (colecho, lactancia, etc). De esta forma, ella sabrá cómo personalizar tu plan y cómo obtener los objetivos que quieren.

Si crees que el método de Parental Fading es para tí pero aún tienes dudas, te dejo un check list que te dice si esto es para tí.


Mi método para enseñar a dormir es para ti si:


  • Tu bebé tiene más de 6 meses y tiene varios despertares en la noche, siestas irregulares y en general lo ves cansado.

  • Quieres seguir lactando o alimentado a tu bebé pero quieres que duerma mejor.

  • Quieres hacer colecho seguro pero quieres que tu bebé duerma mejor.

  • Quieres hacer un proceso gradual, amoroso y de mucho acompañamiento.

  • Quieres ir al ritmo de tu bebé y hacer el proceso lo más agradable posible.

  • Quieres pasar a tu bebé a su propio cuarto y no sabes cómo hacerlo.

  • Quieres hacer un destete respetuoso y gradual.

  • Quieres que toda la familia vuelva a dormir.


Si una o varias de las afirmaciones anteriores aplica para ti, no dudes en contactarme via correo electrónico a listosparadormir@gmail.com o a través de Facebook o Instagram como @Listosparadormir.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo